BLOG

¿Cómo Hacerse Monotributista?

noviembre 19, 2018

Mucha gente busca ordenar su situación impositiva y previsional y pregunta cómo hacerse monotributista, a sabiendas de que esta condición permite una serie de beneficios a los trabajadores independientes, a los pequeños contribuyentes o a las sociedades pequeñas: por un lado efectuar los pagos de impuestos a la AFIP de modo simplificado y con un costo relativamente bajo; y por el otro emitir facturas, realizar los propios aportes jubilatorios y abonar la mensualidad de alguna obra social con una cobertura médica básica.

Antes que nada, conviene comentar que el monotributo consolida los aportes impositivos y previsionales (obra social y jubilación) en una cuota única. Cabe indicar, no obstante, que a futuro la jubilación de monotributista será menor a la que correspondería como trabajador autónomo, por ejemplo.

La cuota mensual que deberá abonar el monotributista estará definida básicamente por su nivel de facturación anual (variable que en definitiva define las distintas categorías), aunque también hay otros factores que influyen (como la cantidad de energía eléctrica que se consume, los metros cuadrados de los locales, etc.). Por lo común, la gente pregunta cómo ser monotributista porque recibió alguna recomendación sobre las ventajas de este sistema, que ofrece una simplificación impositiva y permite regularizar la situación ante AFIP con un costo moderado.

Para inscribirse en este régimen deben cumplirse determinados requisitos para ser o hacerse monotributista: ser un trabajador independiente cuya actividad económica pase por la prestación de servicios o la venta de productos; integrar alguna cooperativa de trabajo, o integrar una sociedad de hecho con no más de 3 socios.

Usted naturalmente puede decir “quiero ser monotributista”, pero si efectúa más de tres actividades económicas de forma paralela, o dispone de más de tres locales, no podrá serlo; tampoco podrá inscribirse en este régimen si importa bienes, o si vende productos cuyo precio unitario supere los $ 15 mil. En estos últimos casos tendrá que anotarse en el régimen general de AFIP (es decir, como trabajador autónomo).

Además, la AFIP estipula que, para estar en condiciones de anotarse en este régimen simplificado, las personas que comercialicen productos no pueden ganar más de un tope que se va actualizando (verificar en la Web de la AFIP), y si prestan servicios sus honorarios no pueden traspasar también un tope. Al superar estos topes de facturación, los contribuyentes tendrán que pasarse a la condición de autónomos.

Categorías de Monotributo

Para entrar más específicamente en la respuesta a la pregunta “cómo me hago monotributista”, o “cómo hago para ser o hacerme monotributista independiente por Internet”, debemos indicar que usted tendrá que contar con su número de CUIT y su clave fiscal habilitada. Para obtenerlos estos últimos elementos tendrá que cargar sus datos y solicitar un turno en un sistema de precarga de AFIP, y asistir luego a la dependencia más cercana de este organismo en su barrio o alrededores).

Una vez resuelto lo anterior, deberá ingresar a la página de AFIP y completar el formulario de inscripción específico, para lo cual tendrá que entrar al sistema registral, elegir la opción de adhesión al monotributo e ingresar los datos que allí se piden. Posteriormente usted recibirá una constancia por la transacción concretada, y una credencial que le permitirá efectuar los pagos (aunque en realidad hoy es posible pagar por Internet o bien vía débito automático).

Los anteriores son los pasos trámites básicos para inscribirse como monotributista, o para hacerse monotributista. Ahora que usted conoce los rudimentos del trámite y cómo hacer para ser monotributista, cabe indicar que el monotributo presenta ciertas categorías de acuerdo a una pauta de ingresos anual. Por lo demás, a la pregunta “¿cuánto sale hacerse monotributista?”, hay que indicar que es un trámite gratuito.

Monotributo Social

Las personas que realizan una actividad independiente única o que conforman una cooperativa de trabajo con más de seis asociados, y que están inscriptas en un registro especial, pueden acceder al monotributo social. En realidad, este es un trámite que supervisa el Ministerio de Desarrollo Social, que es el organismo que define los requisitos para ser monotributista social, ya que este régimen presenta algunas ventajas de costos con respecto al monotributo tradicional.

Para el caso del monotributo convencional, luego de hacer el trámite de alta, el usuario tendrá que efectuar el alta de la obra social que haya elegido. Pero, ¿qué obra social le corresponde a un monotributista? En realidad (al menos en teoría) usted podrá elegir qué obra social prefiere. No obstante, debe saber que le ofrecerán un plan específico para monotributistas, que suele ser más rudimentario que otros planes más onerosos.

Para obtener información más específica –como por ejemplo cómo dar de alta un monotributo dado de baja, etc.-, convendrá que usted busque los tutoriales correspondientes en la Web de AFIP, que por lo común están bien muy elaborados y son muy claros en cuanto a la explicación de los pasos a seguir.